Ejercicios para pecho en casa

Hoy aprenderemos a trabajar la zona de nuestro pecho de la manera más positiva que hay. En este artículo te proporcionamos una serie de ejercicios para pectorales en casa ordenados según niveles que te ayudarán a llegar a conseguir ese pecho fuerte que andas buscando.

Si eres de los que apenas tienes tiempo o simplemente no quieres pagar un costoso gimnasio, sigue leyendo porque en este artículo vamos a enfocarnos en cómo trabajar el pecho en casa, sin ningún tipo de máquina o mancuerna.

Además, te recordamos que en el artículo de entrenamiento de pecho en el parque tenemos explicada la anatomía principal de la zona de los pectorales, los beneficios de tener un pecho fuerte y los periodos de descanso necesarios para una correcta recuperación.

EJERCICIOS DE PECHO en casa por dificultad

A continuación, os mostramos nuestro TOP 10 EJERCICIOS PARA DEFINIR PECTORALES EN CASA que podéis realizar de forma sencilla y que os ayudarán a desarrollar todos los músculos de la zona pectoral. Como podéis observar están organizados por dificultad, de tal forma que, cuando seáis capaces de dominar los ejercicios de pectorales en casa de un nivel, estaréis listos para pasar a los ejercicios del siguiente nivel.

Principiantes

1. Flexiones pectoral medio con rodillas apoyadas

Buscamos una superficie plana, apoyamos las manos y las rodillas en el suelo, una vez en esa posición comenzamos a flexionar los brazos hasta alcanzar prácticamente el suelo con el pecho, una vez ahí empujamos el suelo hasta la posición inicial.

2. Flexiones pectoral bajo

Empezamos situando las manos a una altura media (altura de una silla o menos) y los pies en el suelo, en ese momento empezamos a llevar las manos apoyadas a la parte baja del pecho

3. Flexiones negativas

Nos colocamos mirando al suelo desde la posición inicial de flexión con brazos estirados, espalda recta y pies apoyados en el suelo, intentamos ir flexionando los brazos lo más lento posible hasta llegar al suelo, una vez en toquemos el suelo nos volvemos a colocar en posición inicial. Cuanto más despacio realicemos este ejercicio mejor.

Intermedios

4. Fondos

Encima de la barra con los codos totalmente estirados, empezamos a bajar lentamente hasta que nuestros codos presenten un ángulo de 90º.

5. Flexiones pectoral superior

Situamos los pies a una altura por encima de la cadera (encima de una silla por ejemplo) y las manos apoyadas en el suelo, entonces empezamos a flexionar los brazos y una vez abajo (manteniendo la postura recta del cuerpo) subimos.

6. Flexiones con palmada

Para realizar este ejercicio necesitaremos que en el momento de la realización del ejercicio, cuando el cuerpo esté abajo, suba con toda la potencia posible, habiendo que subir lo máximo posible para dar la palmada y volver a caer.

Avanzado

7. Flexiones diamante

Nos colocamos en posición de flexión y colocamos las manos juntas formando un triángulo con los dedos índice y pulgares. A continuación comenzaremos a bajar sin forzar  hasta donde podamos y seguidamente volvemos a la posición inicial.

8. Walking lizard push ups

Empezamos con la posición inicial de flexión. La ejecución de este ejercicio consiste en realizar una flexión con la única variante de que cada vez que bajemos el tronco, debemos llevar una rodilla hacia nuestro pectoral contrario a la pierna que hemos acercado al pecho.

9. Flexiones arquero

Nos colocamos como si fuéramos a hacer una flexión normal. Ahora colocados en la posición, la ejecución consiste en realizar una flexión de lado, flexionando un único codo, llevando el cuerpo hacia el lado del codo flexionado mientras dejamos el otro brazo totalmente estirado, una vez ahí procedemos a levantar nuestro cuerpo con la fuerza de ese brazo que tenemos flexionado, volviendo así a la posición inicial y a continuación pasamos a hacer los mismo con el otro brazo.

10. Flexiones superman

Nos colocamos como si fuéramos a hacer una flexión normal. Ahora colocados en la posición, la ejecución consiste en realizar una flexión de lado, flexionando un único codo, llevando el cuerpo hacia el lado del codo flexionado mientras dejamos el otro brazo totalmente estirado, una vez ahí procedemos a levantar nuestro cuerpo con la fuerza de ese brazo que tenemos flexionado, volviendo así a la posición inicial y a continuación pasamos a hacer los mismo con el otro brazo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *